Qué mejor escena que adentrarnos en un bosque al anochecer y escuchar el sonido de una flauta que nos invita a bailar y cantar. Pero cuidado, ese sonido puede provenir de un misterioso y mitológico ser que, si bien podrá bailar con ustedes, también podría hacer alguna broma no tan inocente, o bien, susurrarnos con voz fantasmal nuestro futuro.

Es Fauno, el dios romano de los campos y los pastores, aquél eternamente enamorado de las Ninfas que, como buen macho mitad hombre, mitad animal, acosaba y perseguía disfrazando sus acciones de “amor”. Pero Fauno siempre ha sido protector de los humanos, hace fértil al ganado y procura la buena cosecha, por lo que se cree que siempre es bueno tener un Fauno en el campo.

Busto de Sátiro, Ángel Sevilla

Un simple y sencillo sacrificio de una oveja, desollándola y durmiendo sobre su piel, logrará que en sueños o entre sueños, una voz desconocida nos esclarezca el futuro incierto del que siempre tenemos curiosidad. Claro, ritual que debemos hacer en el recinto de este ser divino.

Pero tengamos cuidado, a menudo es confundido con Sátiro y hoy en día es difícil distinguirlos entre sí. En algunos casos, ambos poseen patas y cuernos de ciervos, sin embargo, su distinción más clara es su actitud. Mientras Fauno protege, ayuda y sufre por los amores, Sátiro gusta del vino, el sexo desenfrenado, la burla y la fiesta, por lo que se convierte en un ser poco confiable y en algunos casos peligroso. Una forma fácil de identificarlos es viendo sus pies: Sátiro tiene pies humanos y Fauno pezuñas de cabra.

Busto de Sátiro, Ángel Sevilla

En cualquiera de los dos casos, tengan cuidado. Mujeres, si se topan con Fauno seguramente las perseguirá argumentando amor a primera vista y difícilmente podrán quitárselo de encima. Si no lo creen, pregunten por el destino fatídico de Sírinex. Pero si se encuentran con Sátiro huyan, corran e invoquen a los dioses para que se apiaden de ustedes, según cuentan los rumores de la Real Academia de la Lengua Española, un sátiro es un hombre lascivo, seductor de menores y un delincuente violador de mujeres. Ahí les encargo.

Te puede interesar:  #NoMamesQue Los Rastrillos darán concierto gratis por los Derechos Humanos.

Así que esta #SemanaDelTerror no paseen por bosques ni praderas solitarias, no vaya a ser que se les aparezca alguno de estos seres que parecen más reales que ficticios, ¡no mamen!


Fotos: “Busto de Sátiro”, arcilla libre de azufre. Ángel Sevilla.

Ángel Sevilla es escultor y artista plástico. Amante de las películas de terror, retrata en sus esculturas los miedos más siniestros que nos rodean. En sus ratos libres, gusta de leer, jugar rol y arreglar su larga y diabólica barba.

Contacto: Rurik_572@hotmail.com

The following two tabs change content below.

CitriBot

Bip bip bip

Latest posts by CitriBot (see all)